Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 5 de julio de 2010

Nampula, 05 de Julio del 2010

El sábado pasado vino el Primer Ministro de Mozambique, con más gente del gobierno, a visitar la Universidad. Eso significa que el sábado por la mañana tuve que madrugar extra para acudir al acto oficial que se celebraba en su honor. Empezaba a las 7 a.m., así que, el machibombo (bus) nos recogía a las 6:30 (vamos, que a las 5:30 ya estaba en pie). Tanto madrugón para que, al final, todo acabara a las 10:00 h. de la mañana.

Aquí anochece a las 17:00 h. y a las 5:00 ya está amaneciendo. En los barrios casi todos están sin electricidad en sus casas (cae la noche y no se ve ni una luz). En bastantes casas del centro, también se vive sin luz. Se van pronto a la cama y se levantan en cuanto empieza a rayar el sol (a las 7 de la mañana se pueden ver a muchos de los hombres sentados a las puertas de sus casas).

Las casas aquí están desoladoramente ruinosas. El color óxido abunda en las calles. Fachadas sucias, despintadas, desconchadas; edificios con escaleras mutiladas, sin luz (por la noche hay que llevar un cuidado especial porque, el no ver que le falta un trozo al peldaño, implica dar un paso en falso, con la consecuencia que ya todos sabemos). Todos los edificios tienen un guardia de seguridad 24 h. al día. Los guardias duermen en la calle, a la puerta del edificio.
No hay jardines para sentarse tranquilamente a la sombra de uno de los cientos de árboles grandes que hay aquí.
Todas, absolutamente todas las aceras están desconchadas (nuevamente, hay que tener cuidado cuando se camina por la calle para no tropezar en uno de los miles de desconchados
Las flores brillan por su ausencia y, a cambio, proliferan los montones de basura donde, cada día, acudimos a depositar nuestros desperdicios esperando que, un día de éstos, pasen con camionetas a quitarlos a golpe de pala.

El otro día, cruzando la calle, vi a un hombre tumbado en mitad de uno de los puntos donde se acumulan las bolsas de basura. Por fortuna, había poca.

2 comentarios:

  1. bUENO, NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA. iDEAL PARA VER EL CIELO SIN SALIR DE LA CIUDAD. vAMOS A DISFRUTAR CON EL TELESCOPIO :)

    ResponderEliminar
  2. Pues, mira tu por dónde, voy a hacer en Nampula lo que no hice en Sevilla y tenía más a mano...

    ResponderEliminar