Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 19 de junio de 2010

Nampula, 13 de Abril del 2010

Pues, fíjate tu que aun estoy tirando de hotel (paga la Universidad de Lurio) porque aun no me han buscado casa donde alojarme durante el tiempo que voy a estar en Nampula. Aquí todo lo hacen muy lentamente y, si pueden dejar para mañana lo que han de hacer hoy, pues mejor. Para comunicarse con la familia y amigos la gente usa Skype (la conexión del hotel es de lo mejorcito de la zona).

Aun no he empezado a dar las clases pero ya he tenido una primera toma de contacto con mis alumnos. They are very cool! Aquí los alumnos son muy respetuosos con los profesores y tienen muchas ganas de aprender (es lo que pasa cuando 'querer' no es 'poder').

Aunque aun no 'falo portugues', la gente me entiende y yo a ellos (son lenguas muy parecidas).

Mayormente, me muevo con Stephen, el product manager que la ICEE ha contratado para Nampula, o sea mi superior más inmediato. Es muy buen profesional y un excelente guía. El es inglés y no habla español, además, se mueve con gente de habla inglesa, por lo que no me entero ni papa de las conversaciones pero resulta conveniente para aprender el idioma.

Me gusta este sitio, cada día más. La comida es muy sana, todo productos frescos, nada de conservantes ni colorantes y, encima, cocinan bien. Son gente pobre pero muy limpia. Todas las mañanas se barren las calles, los coches (aunque la mayoría muy viejos) siempre están brillantes, y en los puestos de venta de cosas, colocan todo muy ordenadito. Eso si, leeeennntos son como ellos sólos.

Nampula no es de los sitios más deprimidos. Aquí hay agricultura y la gente, aunque no tiene dinero, a las malas se las apaña para comer. Aunque sea en una choza, la mayoría tiene donde residir pero, por costumbres culturales y ambientales, es habitual verles acostados en las aceras pasando la noche.

Este no es un sitio violento. Aun así, no se aconseja caminar por la calle hablando por teléfono o sacar la cámara fotográfica por riesgo a que te lo cojan y salgan corriendo (con lo que vale un móvil de los nuestros, ellos comen un mes).

En fin, ya iré escribiendo más cosillas de cuando en cuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario