Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 19 de junio de 2010

Nampula, 22 de Mayo del 2010

En Mozambique los viernes son el día de los hombres. Al salir del trabajo, los hombres comienzan su fin de semana disfrutando la calle. Los bares se llenan de hombres y a penas se ven mujeres. El día de las mujeres son los sábados.

Los días son más fresquitos, se nota que estamos entrando en "invierno".

Estoy esperando una nueva compañera de casa: Titiana. Es brasileña y viene a dar clase en la carrera de Medicina Dentaria. Estaba previsto que su avión aterrizara esta mañana pero, como esta semana está aquí el Presidente de Mozambique, se está demorando unas horas (así como doce).

El Presidente llegó a Nampula el lunes por la mañana. Los alumnos de la escuela primaria y secundaria no tuvieron clase. En la Universidad, las clases se interrumpieron parcialmente. Viene el presidente y todo se ralentiza aun más. En el hospital se dejó de pasar consulta a las 12 y, creo, las tiendas también cerraron a esa hora.
Lo bueno de que viniera el Presidente es que han "asfaltado" la carretera que llega a la Universidad. Los boquetes que tenía eran muchos y con una profundidad tal que obligaba a los coches a frenar y sortearlos a muy baja velocidad. Los han tapado como han sabido-podido y, ala, hasta las próximas lluvias.

Ayer estuvieron de limpieza en el jardín de la casa. La pila de lavar la ropa estaba atascada y lo "solucionaron" pero, al hacerlo, solo consiguieron mover el tapón hacia adelante de modo que ahora también están atascadas las duchas de las tres habitaciones. Eso fue ayer. Esta mañana, hemos dado el aviso. Como ducharse no es urgente, nos van a tener así unos días (mínimo el fin de semana). Esta tarde he tenido que hacer piruetas para conseguir ducharme sin tocar el fango. El pelo me lo he lavado directamente en el lavavo.

Tatiana, welcome to Mozambique...

No hay comentarios:

Publicar un comentario