Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 19 de junio de 2010

Nampula, 21 de Abril del 2010

Esta mañana, por fin, una persona de la Universidad me ha acompañado hasta inmigración para solicitar el visado de trabajo. El trámite me ha llevado tres horas y media (menos mal, no había cola). Se han quedado mi pasaporte y me han dado un resguardo que me servirá como justificante hasta que vuelva a recogerlo en unos días. Mientras tanto, junto al resguardo, llevaré una copia del contrato y otra del pasaporte para poder enseñar si me paran y me piden que me identifique.
Ya conozco la sensación de fastidio del emigrante cuando la policía le para y le pide los papeles. A mi me han parado dos veces desde que estoy aquí (y lo que me queda).
El trámite ha costado 2562 meticais, que la Universidad se ha negado a pagar (aunque venía escrito en el acuerdo que se realizó entre el ICEE y UniLurio) y ha desembolsado Stephen (ICEE).

Sigo en una vivienda provisional y sin internet. Para leer mis correos y buscar información, vengo al Hotel Lurio (donde me alojé los primeros días), hago una consumición y ya tengo excusa para conectarme. Por cierto, muy rico el zumo de litchi!.

Esta tarde, viniendo para acá, he visto que habían pegado fuego al montón de bolsas de basura de mi zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario